Cuidados

Las suculentas son las plantas ideales para las personas que no tienen tiempo de cuidar de un jardín, sobre todo de estar pendientes del riego. Vienen en varios tonos de verdes e incluso grises y hasta algunas florecen! Se puede jugar con ellas y armar un buen diseño en un balcón o patio y hasta en un jardín grande. No todas necesitan los mismo cuidados, aún cuando todas se parecen entre sí, hay algunos cuidados generales que pueden ayudar bastante para un buen desarrollo.

La tierra: Algunos viveros venden la tierra preparada para cactus y suculentas, pero si no, es muy fácil preparar una tierra adecuada para ellas: mezclar una parte de arena, una de gravilla y una de tierra común (de la que venden los viveros o sacamos de nuestro jardín). A las suculentas no les gustan los suelos ricos.

.

El riego: La mayoría de las suculentas necesitan ser regadas una vez por semana, o incluso con menos frecuencia. Hay que asegurarse de regar todo el fondo, o sea, hasta que salga agua por el drenaje de la maceta. Jamás se le debe colocar a la maceta platos o demás recipiente que puedan acumular agua.

Luz: La mayoría de las suculentas pleno sol, pero no tienen problemas para permanecer en interiores, evitando rincones muy oscuros. Es una buena práctica sacarlas de vez en cuando al exterior para que la planta pueda realizar de mejor forma la fotosíntesis y respirar aire fresco.

Clic en la imagen para ver cuidados