Las suculentas son las plantas ideales para las personas que no tienen tiempo de cuidar de un jardín, sobre todo de estar pendientes del riego. Vienen en varios tonos de verdes e incluso grises y hasta algunas florecen! Se puede jugar con ellas y armar un buen diseño en un balcón o patio y hasta en un jardín grande. No todas necesitan los mismo cuidados, aún cuando todas se parecen entre sí, hay algunos cuidados generales que pueden ayudar bastante para un buen desarrollo.

La tierra: Algunos viveros venden la tierra preparada para cactus y suculentas, pero si no, es muy fácil preparar una tierra adecuada para ellas: mezclar una parte de arena, una de gravilla y una de tierra común (de la que venden los viveros o sacamos de nuestro jardín). A las suculentas no les gustan los suelos ricos.

El riego: La mayoría de las suculentas necesitan ser regadas una vez por semana, o incluso con menos frecuencia. Hay que asegurarse de regar todo el fondo, o sea, hasta que salga agua por el drenaje de la maceta. Jamás se le debe colocar a la maceta platos o demás recipiente que puedan acumular agua.

Luz: La mayoría de las suculentas pleno sol, pero no tienen problemas para permanecer en interiores, evitando rincones muy oscuros. Es una buena práctica sacarlas de vez en cuando al exterior para que la planta pueda realizar de mejor forma la fotosíntesis y respirar aire fresco.

Cuidados y reproducción de las suculentas

 
 
Crassula Tetragona
Oscularia Deltoides
Deloesperma Lineare
Crassula Ovata Arbol de Jade
1/1

Clic en la imagen para ver cuidados

reproduccion3.jpg

Reproducción: Una forma fácil de reproducir las suculentas es a través de sus hojas cuando la planta es adulta. Para esto se deben tomar las hoja desde la unión con el tallo  y girarlas de un lado a otro cuidadosamente, hasta que las hojas se desprendan sin sufrir daños, evitando seleccionar hojas dañadas o tallos enfermos. Luego se deben dejar secar desde 3 a 5 dias sobre una hoja de papel del tipo toalla nova, esto permitirá que la hoja se selle. Luego en un recipiente del tipo bandeja de aluminio o de plastico, lleno con tierra o sustrato hasta la mitad, extendemos uniformemente las hojas aprovechando el espacio, siempre con el lado concavo de la hoja hacia arriba. Si la bandeja plástica es transparente y tiene tapa, podemos crear un mini invernadero que ayudará al proceso.

 

Normalmente dentro de 4 a 6 semanas habrán brotado tallos, los cuales a veces son muy finos por lo cual es importante no mover las hojas hasta que estos se desarrollen. Una buena forma de determinar que la planta nueva está lista para ser transplantada, es cuando la hoja de origen se ha marchitado y las nueva planta se han desarrollado hasta alcanzar los 5 cms de ancho. Es importante que al transplantarla se use un sustrato de cactus o suculentas y no exponerlas al sol directamente, ya que se pueden quemar.

Naturaleza - Naturaleza
00:00 / 00:00