Oscularia Deltoides

Son plantas suculentas de tallos rojizos que forman espesas matas de porte rastrero de unos 30 cm de altura como mucho. Su atractivo follaje azulado está compuesto de características hojas carnosas de borde ligeramente dentado con falsas espinas. Las interesantes flores rosas con el centro amarillo surgen tan abundantemente que pueden llegar a tapar las hojas. Florecen en primavera y verano.

Se emplean en rocallas, borduras, como cubridora de zonas secas del jardín y de pequeños muros. También pueden utilizarse en jardineras y macetas colgantes o como plantas de interior.

A pesar de que pueden vivir en una exposición de sombra ligera es mejor situarlas a pleno sol para que produzcan abundantes flores. Resiste el frío y alguna helada ligera (hasta unos -5 ºC).

Regar de forma moderada durante la época calurosa esperando a que se seque bien la tierra antes de volver a regar. En invierno es mejor no regarlas. Ante la duda mejor no regar pues resisten muy bien la sequía. Durante la primavera y el verano podemos abonarlas una vez al mes con un fertilizante para favorecer la floración.

Son plantas resistentes que no suelen ser atacadas por plagas pero son muy sensibles al exceso de riego.